Con la propagación del coronavirus en Colombia y el mundo varias empresas se han visto obligadas a cambiar el estilo de trabajo que durante años han implementado para unirse a una modalidad de trabajo que, aunque el los últimos años ha tomado gran auge, para ellos tal vez era algo inimaginable, el teletrabajo. 

CNMedios también ha dicho #MeQuedoEnCasa para contagiarnos solo de buenas ideas, crecimiento y nuevas oportunidades. Como equipo hemos trabajado articuladamente haciendo que nuestro trabajo sea realmente efectivo y queremos compartir las recomendaciones que hemos implementado.

Antes de empezar, ¿qué es el teletrabajo?

En Colombia la definición de teletrabajo se encuentra en la Ley 1221 de 2008 como:

“Una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación -TIC- para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio especifico de trabajo”. (Artículo 2, Ley 1221 de 2008).

¿Cuáles son los beneficios del teletrabajo?

Aunque algunos lo han visto como un cambio abrupto de su rutina, queremos mostrarte algunos de los beneficios que hemos encontrado de esta innovadora modalidad.

  • Ahorrarás en tiempo y dinero por los desplazamientos que debías hacer entre tu casa y la oficina.
  • Ahorrarás y mejorarás tu alimentación y tu salud, ya que podrá consumir alimentos preparados por ti en tu casa.
  • Reduciremos juntos la huella de carbono y el impacto ambiental producido por los desplazamientos y el consumo de energía en las oficinas.
  • Logras mejorar los lazos familiares ya que esta modalidad te permitirá tener mayor presencia física en tu casa.
  • Podrás manejar horarios flexibles de acuerdo a las necesidades del cargo y los resultados esperados por parte de la organización.

Si no estás acostumbrado al teletrabajo y sientes que el cambio te ha costado, queremos darte algunos tips o recomendaciones que como empresa hemos implementado y nos ha funcionado, ¡de maravilla!

PARA LAS EMPRESAS:

Elige herramientas para el contacto y la comunicación:

Una buena comunicación será la base de todo, esto permitirá tener objetivos claros en el trabajo diario. Para eso será necesario que elijas una herramienta de comunicación que te permita estar en contacto con tus empleados y conocer cada uno de los avances que tiene con sus responsabilidades.

Establece roles para liderar los equipos en remoto:

Sabemos que liderar a un equipo de trabajo grande no es tarea fácil, mucho menos lo es cuando lo haces de tu hogar por medio de un dispositivo, para esto te recomendamos elegir entre tus empleados personas que se encarguen diariamente de revisar las tareas pendientes y hacer seguimiento de estas.

Coordina llamadas periódicas:

Podrás hacer una corta llamada diaria antes de empezar la jornada o una semanal al finalizar la semana para revisar tareas que estén pendientes o tachar las que ya se hayan realizado.

PARA LOS EMPLEADOS:

Establece un horario y una rutina: 

Aunque tu empresa ya tenga un horario establecido, será necesario que crees tu propia rutina. Antes de iniciar tu jornada, escribe en una libreta o papel las tareas que tengas pendientes, cuál de ellas realizarás durante el día y qué tiempo dedicarás para realizarla.

Evita las distracciones:

Sabemos que en casa las distracciones son el pan de cada día al momento de trabajar, para esto la recomendación es: sé fuerte y ten dominio propio. Aleja de tu vista todo aquello que creas que pueda distraerte y mantén tu atención en lo realmente importante. 

Asigna un espacio en casa para trabajar:

Dispón un espacio de tu casa para que se convierta en tu lugar de trabajo. La cama o un sofá podría ser cómodos en principio, pero podría traerte dolores constantes en tus articulaciones. Toma una mesa o escritorio y acondiciónalo convirtiéndolo en tu nuevo espacio de trabajo.

Toma descansos:

Cuando estamos en casa las horas pasan rápido y, a veces, nos enfocamos tanto en lo que hacemos que perdemos la noción del tiempo. Recuerda hacer pausas como si estuvieras en la oficina, toma tu hora de almuerzo y aleja el computador para que realmente tu mente pueda descansar en ese espacio de tiempo y cambies el chip de ‘trabajo’ a ‘descanso.

Comunícale a familiares y amigos que no estás disponible:

Aunque trabajar desde casa trae consigo un gran número de beneficios, sabemos que en algunos casos nuestros familiares no logran entender esta modalidad y en repetidas ocasiones interrumpen nuestras labores con conversaciones o favores. Para esto será necesario que converses con ellos y dejes claro cuál es tu tiempo disponible para compartir en casa. 

A nosotros nos ha resultado, ¡de maravilla! Comparte esta información con alguien más, seguro será de gran ayuda.